El agro del futuro: para los jóvenes ateneístas, habrá que “pensar más en el medio ambiente”

El presidente del Ateneo Juvenil Sociedad Rural de Jesús María aseguró que, además, habrá una «transformación digital». Los detalles de un movimiento que forma líderes del mañana.Por Marina Friedlander

Franco Aguzin tiene 22 años, estudia Ciencias Económicas y es el presidente del Ateneo Juvenil Sociedad Rural de Jesús María. Maneja un grupo de 25 chicos de entre 15 y 30 años que se forman en la parte agropecuaria y dirigencial, con fuerte acento en la organización y oratoria.

En una charla con Infocampo en el marco del Congreso TrigAR 2019, que se desarrolló la semana pasada en la ciudad de Córdoba, Aguzin contó detalles del trabajo de la agrupación y reflexionó en relación al futuro del sector en Argentina.

“El Ateneo ofrece muchas actividades, mayoritariamente apuntadas a lo social. Solemos hacer huertas en colegios y geriátricos, donamos herramientas a escuelas agropecuarias y asistimos a charlas sobre ganadería y agricultura. En la parte dirigencial, participamos del encuentro de Ateneo Cartez, que es anual, y del Congreso de Juventud CRA, a nivel nacional, donde nos encontramos con todos los chicos que participan del movimiento y realizamos capacitaciones en oratoria y temas dirigenciales“, describió Aguzin, que un año atrás estuvo al frente del Ateneo Cartez.

Pese a que el acercamiento de los jóvenes tiene que ver con el campo, la mayoría de los participantes del Ateneo no está relacionado directamente con el sector. “Ellos son conscientes de que el agro es una parte importante del país, y quieren defenderlo y darlo a conocer. Hay chicos de la escuela secundaria, o que estudian carreras como arquitectura. El espacio es abierto a quien quiera sumarse y dar una mano”, remarcó el líder del Ateneo SRJM.

Una vez que se excede la edad para formar parte, los ateneístas aprovechan toda la experiencia y conocimientos adquiridos para desempeñarse tanto en la función pública, en la Comisión Directiva de la Rural, o bien como empresarios o administradores de una empresa.

“Es una etapa que ayuda a manejarse y a organizarse en la vida misma. A mí me pasó que antes no hablaba casi con nadie y con esto crecí mucho. Yo no tengo campos, simplemente me sumé porque creo que el agro es muy importante”, aseguró Aguzin.

Con el sueño de tener su propia empresa en el sector agropecuario y producir con agregado de valor, el joven aseguró que, en el futuro, el campo argentino tendrá que renovarse. “Habrá que atravesar una transformación tecnológica, que ya se está dando. Los jóvenes vienen a aportar en ese sentido, aunque muchos conservadores del agro son reacios. También habrá que prestar más atención al tema ambiental: generar un modelo sustentable donde se pueda producir y a la vez mantener el medio ambiente“, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *