El Ministro de Agroindustria negó que por la crisis cambiaria se suspenda la baja de las retenciones a la soja

El ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere , descartó que el Gobierno vaya a suspender o a retrasar el cronograma de baja de las retenciones a la exportación de soja por las nuevas metas fiscales.

El viernes pasado, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne anunció en conferencia de prensa que la meta de déficit fiscal para este año pasó de 3,2% del PBI al 2,7%. En ese momento, ante una consulta de un periodista, dijo que el Gobierno no tenía pensada ninguna medida por las retenciones.

Desde enero pasado, las retenciones a la soja están bajando a razón de 0,5% por mes. Por esa reducción, ahora están en el 27,5%. El año pasado, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó en US$1039 millones menos el impacto que la baja de las retenciones a la oleaginosa tendría en la recaudación de 2018.

Pero luego, en otro informe, la entidad calculó que por mayores aportes de los productores, como el pago del impuesto a las ganancias, habría una compensación y el Estado tendría incluso un saldo a favor de US$57 millones. Es decir, la medida sería prácticamente neutra.

 

 Ante una consulta de La Nación, Etchevehere ratificó ayer la baja de las retenciones tal como estaba prevista, más allá del cambio en la meta fiscal. “Vamos a seguir con el cronograma de reducción. Confirmo la reducción”, aseguró.

Antes del triunfo de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales de 2015, las entidades del campo pedían quitar retenciones. Macri las eliminó en maíz, trigo, girasol, carne y economías regionales.

En soja, en cambio, las redujo un 5%, de 35 a 30%. En 2017 debía aplicarse otra baja del 5%, pero esa medida se postergó para que en enero pasado comenzara la disminución del 0,5% mensual. El año pasado solo a productores del Plan Belgrano se les hizo un reintegro del 5% de las retenciones a la soja.

Más allá de las necesidades fiscales, y ante el fuerte impacto que tuvo la sequía en la presente cosecha, los productores agropecuarios comenzaron a pedirle al Gobierno que, al revés, baje más rápido las retenciones a las exportaciones de soja. Enfatizaron que la cosecha de la oleaginosa el año pasado fue de 57,5 millones de toneladas, mientras que la de este año se reduciría a 37/38 millones de toneladas, con una pérdida de divisas para el país de unos US$4500 millones.

Negociación con EE.UU.

Con el foco en aumentar las exportaciones del agro, Etchevehere viajó ayer a Washington, donde hoy se reunirá con su par de Estados Unidos, Sonny Perdue. Allí, planteará la necesidad de que se abra ese mercado para la exportación de naranjas y mandarinas argentinas. El país ya tiene habilitado luego de 17 años el ingreso de limón a ese mercado. “El objetivo es cumplir con lo que hablaron los presidentes Macri y Trump de intensificar el comercio y las inversiones”,

Fuente: La Nación |Por: Fernando Bertello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *