Las tres medidas que le pedirá la industria de los biocombustibles al Gobierno

Este mercado está muy golpeado. Demanda acciones urgentes para que las pequeñas y medianas empresas puedan seguir trabajando.

La industria de los biocombustible atraviesa una de las peores instancias: está vendiendo la mercadería que producen pesificada, a precio congelado, mientras compran su principal insumo, los granos, en valor dólar y devenido de las variaciones internacionales de precios de los mercados granarios. 

“Lo primero que debo destacar es que el Gobierno anterior hizo un desastre en materia de biocombustibles. La nueva gestión recién se está acomodando y aun no pudimos reunirnos con el Subsecretario de Hidrocarburos y Combustibles”, resume Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, respecto al antes y después.

Mirá también Proyectan una nueva caída en el área sembrada con lino y sorgo en Entre Ríos

El precio de los biocombustibles están muy vinculado al valor de las naftas y el gasoil en el surtidor. Entonces, “subieron de precio, pero no todo lo que debieron aumentar. Por ende, un gran grupo de pequeñas, medianas y empresas no integradas productoras no están cubriendo los costos de producción. De esta forma, empezaron a reducir la producción y en otos casos a frenarla”, dice Molina, destacando que esta situación de falta de precios se mantiene y no se sabe qué política llevará el Gobierno en materia de biocombustibles.

De acuerdo al directivo, actualmente, el atraso de precios para la regularización de la industria es del 10%  al 15%.

Por esto, las primeras tres medidas que pedirá la Asociación, ante la pronta reunión que tendrán con el Gobierno, serán.

“La primera será pedir previsibilidad, teniendo en claro el marco en el cual operan. Es decir, un pedido de transición en el cual se respeten las fórmulas de precios vigentes, mientras que el Gobierno pueda auditar y luego hacer ajustes en la fórmula de cálculo de pago. Otra de las medidas es que las petroleras cumplan con el compromiso de corte estipulado y cumpliendo con el mandato. Y la última medida es que hacer un relevamiento general del sector y convocar a un diálogo profundo de todas las partes”, sintetiza Molina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *