En Pergamino, 6.000 has periurbanas quedan sin producir por la restricción de la Justicia Federal

Una medida judicial extendió de 100 metros a casi 1.100 m la distancia de aplicación de agroquímicos respecto de poblados o escuelas rurales.En Pergamino, 6.000 has periurbanas quedan sin producir por la restricción de la Justicia FederalLos productores del partido de Pergamino iniciaron la campaña agrícola 2020/21 bajo la plena vigencia de la Resolución del Juzgado Federal de San Nicolás (*) que, en función de denuncias de ciudadanos por causas de daños a la salud, extendió hace casi un año el área de exclusión que prevé la Ordenanza Municipal 8126/14, de 100 mts, a 1095 mts del límite urbano.La resolución abarca un área muy superior a la de la zona implicada en la mencionada denuncia, habiéndose extendido a todo el periurbano de la ciudad, afectando a una superficie total de aproximadamente 6.000 has.

La medida afecta directamente a más de 100 productores que desarrollan sus actividades en esta área generando un impacto social y ambiental negativo en la comunidad.

En un comunicado dirigido a la comunidad, las autoridades y la Justicia Federal, explican fundadamente que están dadas todas las condiciones para levantar la medida precautoria en tan amplia área de exclusión.

Cuadro de situación

Ese extenso documento comienza planteando el cuadro de situación, expresando que la preocupación por el efecto de la actividad humana sobre el ambiente y la salud de la población, se ha venido incrementando en los últimos tiempos a nivel mundial y en el país y que las zonas periurbanas, donde confluyen la actividad agropecuaria con la residencia de las personas, han merecido especial atención, «no escapando Pergamino a esta tendencia».

Entidades y expertos dicen que están dadas las condiciones para suspender esa restricción. «Como toda actividad que implica el uso de productos químicos -dice el comunicado- los riesgos pueden ser prevenidos y minimizados en la medida que se los utilice en forma responsable, siguiendo las indicaciones específicas para cada producto y para una correcta aplicación de los mismos.

En este punto, el escrito de Pergamino Ambiental reconoce que las situaciones conflictivas que se vienen dando en las zonas periurbanas, en particular en Pergamino, se deben a que, por un lado, desde el sector de la producción no se han tenido en cuenta todas las precauciones necesarias para prevenir los riesgos y evitar los posibles efectos perjudiciales al ambiente y la salud.

«Por otro lado -dicen- desde la población urbana se desconocen los reales alcances de los riesgos cuando se realiza una correcta aplicación de los tratamientos de fitosanitarios y se ignora la importancia de la actividad agropecuaria como motor del desarrollo local».

En una línea conciliatoria, Pergamino Ambiental dice que «los conflictos entre los que por un lado quieren realizar una actividad productiva en forma responsable y los sectores de la sociedad que pretenden riesgo cero, evitando el uso de fitosanitarios autorizados, no van a resolverse en la medida en que no haya acuerdos y consensos que posibiliten compatibilizar ambos puntos de vista. En la búsqueda de estos consensos deben ocuparse ambos sectores, junto con la autoridad Municipal que tiene un rol muy importante», describe el documento.

Consecuencias productivas

En el comunicado se recordó que la campaña pasada hubo una menor superficie sembrada y que «los cultivos realizados han sufrido una merma sustantiva en los rendimientos por la competencia de malezas y el daño de enfermedades y plagas que no pudieron ser controladas».

Señala que en el predio del Inta localizado en el área de exclusión, la institución verificó pérdidas significativas en los cultivos realizados y que «la reducción de la superficie y la pérdida de rendimiento, dan idea del daño económico sufrido por los productores afectados, que se volverá a repetir en esta campaña de continuar la restricción que rige sobre la zona».

Indica que asimismo afecta, en forma directa, ensayos que se vienen realizando desde hace décadas para estudiar distintos métodos para el control de adversidades bióticas y el movimiento y la degradación de los agroquímicos en el suelo (estudios en lisímetros), entre otros temas, ya que han sido interrumpidos por estar localizados dentro del área de exclusión.

En los últimos cuatro años se realizaron 29 actividades de capacitación para operarios y auxiliares de aplicadores en el norte bonaerense.

El comunicado fue suscripto por estas entidades y productores: Federación Agraria Argentina, filial Pergamino; Aianba (Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte Pcia. Bs. As.); Cedasaba (Cámara Empresaria de Distribuidores de Agroquímicos, semillas y afines bonaerense); Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria); Grupo CREA Pergamino; Grupo CREA Arroyo del Medio; Regional Aapresid Pergamino-Colón; Sociedad Rural de Pergamino; Sociedad de Cerealistas del Norte de la Pcia. Bs As.

Por Miguel Vencius

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *